Los peligros de confiar nuestra seguridad a empresas Fast Security

Los peligros de confiar nuestra seguridad a empresas Fast Security

¿Llevarías a tu pareja a celebrar el aniversario a un restaurante fast food?
¿Repararías una avería importante de tu vehículo en un taller de mecánica rápida?
Si las respuestas son “NO”, ¿por qué adquieres los servicios de seguridad a empresas Fast Security? 

En la actualidad nos encontramos ante un incesante bombardeo de publicidad en televisión, radio, prensa e Internet de empresas que ofrecen kits de alarmas de seguridad, garantizando precios bajos a través de “ofertas del mes” y una instalación inmediata. Son las denominadas “Fast Security“, que mediante técnicas como la venta en caliente, crean sensación de urgencia y aprovechan el miedo de los usuarios a ser robados para realizar un asesoramiento escaso y vender sistemas ineficaces.

¿Por qué hablamos de ineficacia? Básicamente porque los anuncios o el mensaje de venta no se ajustan a la realidad. El dramatismo del enunciado da lugar a necesidades en la población que requieren resolver cuanto antes. De este modo, no realizan las investigaciones y comparativas oportunas, y se decantan por sistemas baratos y rápidos bajo el título “anti-inhibidor“, los cuales se quedan obsoletos en poco tiempo y, obviamente, no resuelven todos los posibles escenarios como se manifiesta en las publicidades.

Para empezar, hay que tener en cuenta que cualquier sistema inhalámbrico es susceptible de ser inhibido. Técnicamente no es posible la existencia del “anti-inhibidor”, aunque sí se puede saber si la seguridad está siendo atacada debido a la interferencia en la frecuencia. En ese caso, la Central Receptora de Alarmas (CRA) llevará a cabo una serie de acciones para confirmar que realmente es un ataque o si se ha producido de manera accidental.

Por ello, la solución ideal si queremos combatir este tipo de asaltos es la comunicación cableada con verificación (sistema pulling), servicio que habitualmente estas empresas Fast Security no ofrecen.

Además, ante el debate de contratar un sistema con o sin cables, es importante saber que en caso de robo, la empresa instaladora no tendrá ninguna responsabilidad jurídica ante una inhibición, entendiendo que el usuario acepta tal riesgo cuando adquiere la tecnología sin cables. 

Claramente, Grupo Eurofesa se posiciona en contra de este tipo de negocio, acercando a nuestros clientes un modelo totalmente opuesto: el análisis del riesgo, el estudio pormenorizado y particular de cada necesidad, la atención personal y un servicio de asistencia técnica 24/7 nos convierte en el enemigo nº 1 de estas compañías.

A continuación te dejamos algunas recomendaciones si estás pensando en contratar servicios de seguridad de este tipo:

  1. ¿Qué necesito realmente? es una pregunta que deberías plantearte antes de comenzar a buscar sistemas de alarma en base a la zona en la que vivas, el tipo de vivienda y sus dimensiones, el tiempo que pasas fuera de casa, etc.
  2. La adquisición de servicios de seguridad nunca debe basarse en el sentimiento de urgencia, miedo o intuición. Se tiene que realizar un estudio previo de las necesidades y las diferentes alternativas, sin tener tanto en cuenta el precio sino la calidad del servicio.
  3. Enlazado con lo anterior, piensa que el servicio post-venta en la mayoría de las ocasiones es más importante que el propio sistema que instales. De nada sirve una cámara de videovigilancia o una alarma anti-intrusión si no se encuentra atendida en caso de robo o si nadie acude a repararla ante una avería.
  4. En control residencial es mucho más eficaz una solución integral de seguridad, pues los Kits nunca proporcionan las medidas adecuadas.

About the author

Grupo Eurofesa administrator

Grupo Eurofesa abarca los campos de la Protección Contra Incendios y los Sistemas de Seguridad desde un punto de vista global, desde la ingeniería hasta la instalación, sin olvidar el mantenimiento posterior.

    Deja un comentario