La importancia de la Protección contra incendios en infraestructuras críticas

La importancia de la Protección contra incendios en infraestructuras críticas

El pasado miércoles 10 de Marzo se produjo un incendio en las instalaciones de OVHcloud en Estrasburgo, la mayor empresa de alojamiento web de Europa, que da servicio a más de 1,5 millones de clientes en todo el mundo. Este fuego destruyó la base de datos denominada ‘SBG2’, donde se albergaban más de 29.000 sitios webs, y dejó sin conexión a miles de empresas, quedando inoperativas tanto páginas como correos electrónicos.

El incendio no se cobró ninguna víctima mortal, pero los daños económicos ocasionados para las empresas que vieron interrumpido su servicio web están siendo notorios. Las causas aún se investigan, pero se tiene claro un asunto: los sistemas de extinción de incendios no se activaron.

Esto pone de manifiesto la importancia de garantizar la protección frente a un incendio en este tipo de infraestructuras críticas, tanto en materia de seguridad como en lo referente a la economía. Y es que, como ya hemos dicho en otras ocasiones, tan relevante es tener un buen sistema de protección contra incendios como realizar un correcto mantenimiento.

En este sentido y en cuanto a los sistemas de PCI más adecuado para este tipo de instalaciones críticas, lo ideal es montar un sistema de extinción con agentes gaseosos de baja presión, como el NOVEC 1230 (C6F12O). El Novec 1230 es un líquido empleado para la extinción de incendios que se utiliza en sustitución del gas halón, tanto por sus propiedades a la hora de sofocar fuegos,  como por ser un agente que no daña la capa de ozono.  Las ventajas de este sistema son múltiples:

  1. Tiene una vida atmosférica de tan solo cinco días y un potencial calentamiento global de uno, por lo que el impacto medioambiental es mínimo, algo que lo convierte en un agente limpio.
  2. Las propiedades extintoras del gas NOVEC están basadas en la absorción del calor. Este enfriamiento se produce por el desplazamiento del oxígeno del aire, que consigue robar la energía que genera el fuego. A esto se le suma su baja toxicidad, lo que lo convierte en un producto seguro para utilizar en lugares ocupados por personas.
  3. Los sistemas montados tienen unas dimensiones inferiores si los comparamos con los correspondientes a gases inertes o CO2.
  4. Al trabajar a baja presión su pico sonoro en caso de disparo es muy bajo, por lo que es perfecto para salas de proceso de datos (CPDs) por las mínimas vibraciones que se originan.

La cuestión es que, en caso de que la estanqueidad de la sala sea problemática (es decir, que la prueba de DOOR FAN TEST resulte negativa y no sea posible mejorar la hermeticidad de la estancia), los gases inertes adquieren una mayor idoneidad. Y, en relación con el último punto, al tratarse de gases de alta presión, cuando el sistema de extinción se dispara, el pico de sonido producido puede alcanzar niveles de hasta 120 dB(A) a 1 metro, de modo que la vibración puede ocasionar daños en los discos duros y otros elementos sensibles.

Para evitar esos sucesos, algunos fabricantes han diseñado un sistema específico para  salas de servidores y centros de proceso de datos donde existen equipos electrónicos sensibles a las vibraciones producidas por la descarga de gas, que incorpora un silenciador. Este equipo es capaz de reducir el nivel de presión sonora entre 20 y 38 dB(A), evitando así la pérdida de datos y los daños en los discos duros, pero sin disminuir la eficacia de la extinción.

Por otro lado, y en lo relativo al mantenimiento de los sistemas, nos gustaría señalar que el cumplimiento de la normativa pasa estrictamente por realizar una serie de pruebas específicas para cada elemento del sistema, y no por supervisar únicamente de manera visual que todo funcione de forma correcta. Estos pasos aparecen reflejados en las Tablas I y II del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI):

CADA 3 MESES:
  • Comprobación de que los dispositivos de descarga del agente extintor (boquillas, rociadores, difusores,…) están en buen estado y libres de obstáculos para su funcionamiento correcto.
  • Comprobación visual del buen estado general de los componentes del sistema, especialmente de los dispositivos de puesta en marcha y las conexiones.
  • Lectura de manómetros y comprobación de que los niveles de presión se encuentran dentro de los márgenes permitidos.
  • Comprobación de los circuitos de señalización, pilotos, etc.; en los sistemas con indicaciones de control.
  • Comprobación de la señalización de los mandos manuales de paro y disparo.
  • Limpieza general de todos los componentes.
CADA 6 MESES:
  • Comprobación visual de las tuberías, depósitos y latiguillos contra la corrosión, deterioro o manipulación.
  • Verificar el suministro eléctrico a los grupos de bombeo eléctricos u otros equipos eléctricos críticos.
REVISIÓN ANUAL:
  • Comprobación de la respuesta del sistema a las señales de activación manual y automáticas.
  • Para sistemas fijos de inundación total de agentes extintores gaseosos, revisar la estanquidad de la sala protegida en condiciones de descarga. Nota: los sistemas que incorporen componentes a presión que se encuentre dentro del ámbito de aplicación del Reglamento de Equipos a Presión, aprobado mediante el Real Decreto 2060/2008, de 12 de diciembre, serán sometidos a las pruebas establecidas en dicho Reglamento con la periodicidad que en él se especifique.
REVISIÓN QUINQUENAL:
  • Prueba de la instalación en las condiciones de su recepción.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿cuál puede ser el motivo de que no se dispare un sistema de extinción automática por agentes gaseosos?

  1. El cliente, por miedo a que se produzca un disparo y dañe materiales, equipos o personas, desconecta el sistema voluntariamente a pesar de los riesgos que esto conlleva.
  2. El mantenedor se olvida de reconectar el solenoide como último paso de las comprobaciones.
  3. Una mala realización de mantenimiento en general, que puede darse por diferentes factores: no llevar a cabo todas las pruebas correspondientes por falta de tiempo o desconocimiento de las mismas, falta de información sobre el sistema que no permite ejecutar dicha mantenimiento con certeza, etc.

Así, por todo ello, destacamos la importancia de contratar los servicios de una empresa de protección contra incendios de referencia, con amplia experiencia en el sector, que disponga de profesionales certificados y todas las homologaciones pertinentes en regla.

Sobre el autor

Grupo Eurofesa administrator

Grupo Eurofesa abarca los campos de la Protección Contra Incendios y los Sistemas de Seguridad desde un punto de vista global, desde la ingeniería hasta la instalación, sin olvidar el mantenimiento posterior.

    Deja un comentario