Explosiones ocasionadas por escapes de gas

Explosiones ocasionadas por escapes de gas

La explosión que tuvo lugar el pasado miércoles 20 de Enero en la conocida y transitada Calle Toledo de Madrid, provocando el fallecimiento de 4 personas y múltiples heridos, conmocionó a toda la ciudad. Las primeras investigaciones apuntan a un escape de gas como causa principal, que afectó a las cuatro plantas superiores del inmueble situado en el número 98.

Así, sumando a estos ciudadanos, un total de 71 personas han perdido la vida en la última década a causa de explosiones originadas en edificios de uso residencial, según datos aportados por la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) y Fundación Mapfre. Entre estos 10 años, destaca 2017 como el más trágico con 18 muertes.

Si comparamos estas cifras con el número de explosiones producidas en industrias o con las pérdidas personales ocasionadas por incendios en viviendas, nos encontramos ante un suceso con menor incidencia, pero no por ello menos importante. De este modo, es fundamental saber cómo prevenir una fuga o actuar ante la detección de gas en una estancia cerrada.

Cómo detectar y actuar ante un escape de gas

Los escapes de gas se suelen detectar con bastante facilidad debido a su olor o a la producción de un silbido continuo. Además, el contador puede ser un indicativo de fuga, pues señala que esta sustancia se está consumiento mucho más rápido de lo habitual. Su efecto en nosotros mismos también es clarificador: dolor de cabeza, náuseas o incluso vómitos son los síntomas más característicos de una intoxicación.

De este modo, ante la más mínima sospecha de que se está acumulando gas en nuestra vivienda, debemos abrir inmediatamente las puertas y ventanas para generar corriente y ventilar así toda la estancia. El siguiente paso será cerrar la llave del gas o desconectar la boquilla de la bombona. Una vez hecho esto, es importante comprobar que no hay fuego encendido en ninguna habitación, así como evitar conectar aparatos electricos o electrónicos que puedan ocasionar una chispa.

Si los indicios de fuga son muy evidentes y fuertes, hay que proceder a abandonar la casa, avisando a todos los vecinos del edificio por prevención. Tras salir a la calle, se debe llamar al 112 y a la compañía suministradora de gas para notificar la emergencia.

El detector de gas, la mejor manera de prevenir

A pesar de todas estas medidas, es evidente que la mejor detección procede precisamente de un detector de gas. Estos sistemas funcionan de manera paralela a los detectores de incendios, localizando la presencia de los gases tóxicos (como el CO) en ambientes cerrados.

En Grupo Eurofesa contamos con una amplia gama de productos en esta línea, para adaptarnos a las necesidades de todos nuestros clientes y garantizar así la máxima seguridad de los mismos.

Siempre atendidos, siempre protegidos.

Sobre el autor

Grupo Eurofesa administrator

Grupo Eurofesa abarca los campos de la Protección Contra Incendios y los Sistemas de Seguridad desde un punto de vista global, desde la ingeniería hasta la instalación, sin olvidar el mantenimiento posterior.

    Deja un comentario