El triángulo infantil que salva vidas

El triángulo infantil que salva vidas

Entramos en Diciembre y solo se nos viene una cosa a la cabeza: las Navidades.

En estas fechas se respira alegría por todos los rincones. Compartimos momentos con las personas que más queremos, nos reencontramos con aquellos que están lejos, recibimos y entregamos regalos, tenemos infinidad de comidas y cenas. En definitiva, creamos un ambiente acogedor y familiar en nuestras viviendas que nos recuerda la época del año que estamos viviendo.

Pero estos días también pueden resultar fatales si no somos prudentes. En nuestro afán de querer llenar el hogar de ilusiones, podemos cometer errores que desembocan en un susto. Hablamos de sobrecargar los enchufes con luces, adornos, juguetes eléctricos, aparatos electrónicos, móviles,…; de encender velas o chimeneas y olvidarnos de apagarlas; de colocar estufas o calentadores cerca de objetos o materiales inflamables; y un largo etcétera de posibles desencadenantes de incendios.

Por ello, es importante que tanto niños como adultos sepan reaccionar ante un incidente de esta magnitud. En lo relativo a los más pequeños, son muchos los centros escolares en que los bomberos ofrecen charlas informativas acerca de cómo actuar ante un fuego doméstico. Esto facilita su aprendizaje y recuerdo desde edades muy tempranas. Pero en Grupo Eurofesa hemos ido un paso más allá, planteándonos la siguiente pregunta: ¿cómo de fácil podríamos ponérselo a los bomberos para que, en caso de tener que acceder a nuestra vivienda, localicen y salven a nuestros hijos en primer lugar?

De esta pregunta, y como completa coordinación entre Artser y Eurofesa, surge la iniciativa “El triángulo infantil que salva vidas”, basada en la impresión y difusión de una serie de adhesivos fotoluminiscentes entre trabajadores y clientes de ambas compañías, que ayudarán a los bomberos a la hora de identificar rápidamente las habitaciones de los menores dentro de un hogar y poder, de este modo, evacuarles desde el primer momento o, al menos, conocer su nombre para proceder a llamarles en caso de no encontrarse en sus cuartos.

La idea es que se escriba con rotulador permanente el nombre de los niños que habitan en la vivienda y se coloque la pegatina en la puerta de su habitación a unos 40cm del suelo, donde sea visible en caso de incendio. Como se sabe, en estas situaciones el humo tiende a ascender, de modo que los bomberos van reptando por las estancias, ya que cerca del piso existe menos posibilidad de intoxicación.

Este invierno, en Grupo Eurofesa y Artser queremos garantizar la seguridad de nuestros usuarios. Por ello, si quieres obtener tu vinilo, solo debes solicitarlo a través del correo electrónico comunicacion@eurofesa.es y pasarte por nuestras oficinas a recogerlo. ¡Te esperamos!

“Siempre atendido, siempre protegido”

Sobre el autor

Grupo Eurofesa administrator

Grupo Eurofesa abarca los campos de la Protección Contra Incendios y los Sistemas de Seguridad desde un punto de vista global, desde la ingeniería hasta la instalación, sin olvidar el mantenimiento posterior.

    Deja un comentario