Día contra los incendios domésticos

Día contra los incendios domésticos

Un año más y como todos los 11 de Mayo, se celebra el Día contra los Incendios Domésticos en España, con el objetivo de informar a toda la población sobre los motivos por los que se producen estos incidentes, concienciarles sobre las consecuencias que pueden tener y enseñarles medidas para evitarlos.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre estos temas (prevención, actuación y resultados de los incendios), poniendo ejemplos de heridos y fallecidos debido al fuego originado en sus viviendas, pero nos gustaría destacar algunos datos estadísticos acerca de este tipo de emergencias: Durante el pasado año se produjeron un total de 17.290 siniestros por incendio en edificios de viviendas, en los cuales murieron 116 personas. Lamentablemente, gran parte de estos fallecidos eran personas ancianas (mayores de 65 años) que habían sufrido un fuego durante una noche de invierno en el salón, la cocina o la habitación.

A día de hoy, en solo 5 meses que llevamos de 2017, ya han perdido la vida 43 personas en incendios domésticos. Una cifra realmente escalofriante. 

Como ya hemos repetido varias veces, las causas más comunes son aparatos de calor defectuosos, sobrecarga en la red eléctrica o defectos en sus instalaciones, y descuidos (dejar encendida estufas, velas y chimeneas sin vigilancia, un cigarro mal apagado, dejar la sartén en el fuego mientras se atiende una llamada, etc.).

En cuanto a las medidas preventivas, cabe destacar que la intoxicación por gases causa 2 de cada 3 muertes, motivo por el que se debería fomentar la construcción de edificios con materiales incombustibles como aluminio, cemento, pizarra, ladrillo, teja, cerámica o yeso. Y es que no todos los materiales reaccionan igual ante el fuego: mientras que los plásticos generan humos densos y tóxicos debido a su composición química, que afectan a la respiración de las personas, otros como los ya citados no emiten ningún gas. En este sentido, se ha llevado a cabo un experimento sobre la reacción frente al fuego de tres tipos de materiales usados para fabricar ventanas y puertas:

Por otra parte y en lo que concierne a Grupo Eurofesa, la instalación de detectores de humo es una medida primordial en las viviendas, que ayuda a localizar un fuego en su fase más temprana mejorando así la capacidad de actuación. Estos deberían ser de uso obligado como ya lo son en otro países (Francia y Portugal por ejemplo), pues tienen un coste muy bajo en comparación con la cantidad de vidas que se pueden salvar. Además, tener a disposición un extintor de polvo en la propia vivienda o, en su defecto, dentro del edificio proporciona rapidez a la hora de sofocar las llamas. Quizá no se logre extinguir por completo, pero permitirá retenerlo y amainar el mismo hasta que lleguen los Bomberos.

Por desgracia, el 90 % de edificios antiguos y el 20% de edificios de nueva construcción no disponen de las medidas básicas de seguridad que exigen el actual Código Técnico de la Edificación en los espacios comunes: portal, escaleras, trasteros, garajes y salas de calderas.

¡Hagamos algo al respecto!

Fuentes: Ventanas y puertas de aluminio y Tecnifuego-Aespi

About the author

Grupo Eurofesa administrator

Grupo Eurofesa abarca los campos de la Protección Contra Incendios y los Sistemas de Seguridad desde un punto de vista global, desde la ingeniería hasta la instalación, sin olvidar el mantenimiento posterior.

    1 comentario hasta ahora

    Le CorbusierPosted on2:00 pm - Jul 5, 2017

    Buena información. Si cuidáramos más la elección de los materiales de construcción, se ahorrarían muchas vidas. Por ejemplo; de tener unas ventanas de plástico a tenerlas metálicas, la diferencia es brutal. Por una parte tardan más tiempo en sucumbir al fuego evitando que se enriquezca el fuego con aportación de oxígeno, y por otra, no emiten gases tóxicos que nos impidan la evacuación sin riesgo de muerte por envenenamiento aéreo

    Deja un comentario