Los extintores constituyen el principal sistema de prevención contra incendios. Su fórmula química es primordial para luchar contra el fuego. Su composición hace necesario que tengan que verse sometidos periódicamente a revisiones de mantenimiento para evaluar su efectividad. Que estén en buenas condiciones depende de la empresa que cuenta con los extintores, responsable de la seguridad de su local.

Todo extintor de incendios debe tener siempre actualizado su correspondiente mantenimiento.

La recarga y mantenimiento de los extintores portátiles se realizarán por empresas mantenedoras como Eurofesa que cumplan con los requisitos establecidos en la ITC-MIE-AP5 y estén autorizadas.

Ver más

En todos los casos, tanto el mantenedor como el usuario o titular de la instalación anti-incendios, deben conservar la documentación del cumplimiento del programa de mantenimiento preventivo, en el que se recogerán como mínimo los siguientes requisitos:

  • Operaciones realizadas
  • Resultado de pruebas y verificaciones
  • Reemplazo de elementos defectuosos que se hayan realizado

Las anotaciones deben llevarse al día y estarán a disposición de los servicios de inspección de la Comunidad de Madrid.

Revisión y mantenimiento de extintores de incendios

Según la normativa vigente (B.O.E. núm. 298 de 14-12-93), se habrá de efectuar al menos una revisión anual. Dicha revisión consiste en:

  • Comprobación de la presión de impulsión del agente extintor.
  • Comprobación del estado de la carga (presión y peso).
  • Comprobación del estado de la manguera, lanza o boquilla, partes mecánicas y válvulas.
  • Comprobación del estado del polvo agente extintor.
  • Transporte a nuestras instalaciones de Madrid y retorno.
  • Colocación del Precinto de Garantía.
  • Inscripción en el Libro Oficial de Registro.

Retimbrado de extintores de incendios

Así es como se denomina a la “prueba de presión” a la que deben someterse tanto los recipientes principales como los botellines de C02 con los que van provistos algunos extintores de polvo.

El retimbrado o “prueba de presión” ha de efectuarse cada 5 años a partir de la fecha de su fabricación y se grabará la fecha de la operación de mantenimiento en la placa de homologación o en el propio recipiente.

Consiste en someter a dichos recipientes a la prueba de presión establecida en la preceptiva aprobación del tipo de extintor, por parte del Ministerio de Industria y Energía (B.O.E. 23-6-82, pg. 17141)

Eurofesa facilitará el correspondiente Certificado de que los extintores han sido sometidos a dichas pruebas, y las han superado satisfactoriamente.

Confíe el mantenimiento de los extintores de su empresa de Madrid a nosotros. No se arrepentirá.

Ver menos


Más de 30 años de experiencia en el sector

¡Contacte con nosotros ahora!

Más de 30 años ofreciendo máxima calidad en sistemas de protección contra incendios y sistemas de seguridad

¡Llame ahora!