Archivo de etiquetas Bomberos

Los primeros datos sobre incendios en 2016 recogen 125.000 intervenciones de bomberos

Tres meses después del inicio del año, comienzan a conocerse los datos estadísticos del pasado. Así, las primeras cifras obtenidas a través de información facilitada por bomberos, aseguradoras y asociaciones del sector acerca de los incendios que han tenido lugar durante 2016, determinan unas 125.000 intervenciones de los bomberos debido a incendios o explosiones, con un total de 172 víctimas mortales. Cabe destacar que solo en incendios de vivienda el número de fallecidos en el pasado año se eleva a 116, en comparación con 2015, cuando se produjeron 109 muertos en estas circunstancias. 

Por otro lado, las estadísticas que proporciona UNESPA contrastados con ICEA sobre siniestros por incendio en edificios de viviendas, los establece en 17.290. Aunque, según fuentes de Bomberos, se registraron 14.989 acciones en hogares.

Las causas de incendios que más se repiten son: aparatos productores de calor defectuosos, sobrecarga en la red eléctrica, instalaciones eléctricas defectuosas,  descuidos (dejar encendida una estufa toda la noche, un cigarro mal apagado, dejar velas encendidas sin vigilancia, dejar la sartén en el fuego mientras se atiende una llamada, etc.).

Además, como ya hemos dicho con anterioridad, el 90 % en edificios antiguos y el 20% en edificios de nueva construcción no disponen de las medidas básicas de seguridad que exigen el Código Técnico de la Edificación en los espacios comunes: portal, escaleras, trasteros, garajes, salas de caldera. Lo que deja latente la necesidad de disponer de sistemas de protección contra incendios (detector y extintor) en las casas para localizar un fuego en su fase inicial y poder actuar así rápidamente ante el mismo.

Fuente: http://www.tecnifuego-aespi.org/es/comunicacion/notas-informativas/balance-de-incendios-en-viviendas-durante-2016/9/494

¿Sabes por qué los bomberos utilizaban escaleras de caracol?

Antiguamente los bomberos se enfrentaban al fuego a través de las denominadas bombas de mano que, junto a una cámara de aire comprimido, expulsaban el agua de manera continuada.

Con la llegada de la revolución industrial y las maquinas de vapor, se incorporó dicha tecnología a los vehículos utilizados por estos profesionales, haciéndolos demasiado pesados para trasportarlos entre varios hombres. De este modo, recurrieron a los animales para  desplazar de un lugar a otro la maquinaria de extinción de incendios.

Habitualmente, los parques de bomberos estaban compuestos por dos o tres plantes: una planta baja donde se encontraban las caballerizas y se alojaban los caballos, junto a una segunda o tercera donde vivían los profesionales del fuego. El problema llegó cuando estos mamíferos aprendieron a subir las escaleras rectas, alcanzando las plantas superiores (aunque luego no fuesen capaces de bajar).  Para evitar este tipo de circunstancias, todas las estaciones de bomberos instalaron escaleras en forma de caracol, algo completamente imposible de escalar para un animal de tales dimensiones. 

Años después, fueron conscientes de que estas escaleras de caracol solo desaceleraban a los bomberos, y en el año 1870, David Kenyon (un bombero de Chicago) instaló un poste que recorría las instalaciones de arriba a abajo, de manera que estos podían deslizarse por dicha barra mucho más rápido que bajar las escaleras enrolladas, mejorando el tiempo de respuesta ante un incendio.