Sistemas de extinción de incendios por espuma Madrid, Málaga, Valencia, La Coruña y Barcelona

Espuma

Los sistemas de extinción automática por espuma son utilizados principalmente para la extinción de incendios de Clase B, es decir, aquellos originados o que pueden afectar a líquidos inflamables y combustibles.

Estos sistemas proyectan una capa de espuma obtenida a través de la mezcla entre agua y espumógeno, que cubre la superficie gracias a su composición más ligera que la de los líquidos inflamables o los combustibles. En este momento la capa acuosa que se genera desplaza el aire, enfriando así la zona. Además, evita el escape de vapores, lo que previene la reavivación del fuego.

Estos sistemas automáticos de extinción de incendios por espuma se componen de los siguientes elementos: Alimentación de agua para incendios, depósito de espumógeno, mezclador o proporcionador y equipos que generan la espuma.

Grupo Eurofesa puede realizar instalaciones utilizando diferentes valores de expansión en función de las necesidades del cliente:

Extinción por espuma de baja expansión

Los sistemas de extinción de incendios por espuma de baja expansión permiten una relación de expansión de hasta 20: 1. De esta manera, están compuestos con una mayor proporción de agua en la mezcla, por lo que la solución es más líquida y se desplaza más fácilmente por la superficie a extinguir. Por su parte, pueden utilizarse espumógenos del tipo sintético, AFFF, proteínicos y fluoroproteínicos.

Las principales ventajas de este tipo de sistemas se basan en su mayor proyección, capacidad de enfriamiento, resistencia al calor y aguante en cuanto a que el incendio vuelva a activarse debido al elevado contenido de agua.

Los sistemas más comunes de extinción por espuma de baja expansión son:

  • Rociadores de espuma de baja expansión.
  • Lanza de espuma para hidrante-monitor.
  • Cámaras de espuma para depósitos.
  • Vertederas de espuma para protección de cubetos.

Extinción por espuma de media expansión

Las espumas de media expansión se caracterizan por presentar una relación de expansión de entre 20:1 y 100:1, siendo un agente especialmente útil en áreas con una limitada disponibilidad de agua o donde la recuperación de los residuos del incendio es un problema, pues requiere una menor cantidad de agua para extinguir el fuego.

La principal ventaja de las espumas de media expansión es que pueden proyectarse desde una distancia de seguridad, ya sea en interiores o exteriores, ofreciendo una rápida cobertura de los líquidos inflamable y conteniendo así los vapores tóxicos generados.

Dentro de este tipo de sistemas, los más comunes son:

  • Rociadores de espuma de media expansión.
  • Lanza de espuma.

Extinción por espuma de alta expansión

Los sistemas de extinción de incendios por espuma de alta expansión son aquellos en que la relación de expansión es superior de 200: 1, lo que supone  una composición de burbujas secas llenas de aire y una cantidad de agua por cada burbuja de espuma considerablemente reducida.

Esto último limita el efecto de enfriamiento sobre las superficies sólidas, produciendo una eliminación anticipada de la espuma, aunque se puede dar solución con una descarga de espuma sucesiva (hasta un máximo de 4) para reemplazar la que se ha destruido por una capa nueva.

Las espumas de alta expansión están especialmente destinadas a proteger recintos con facilidad para contener el volumen generado de este elemento (como almacenes, salas de motores o trasformadores, generadores de corriente con turbinas de gas…), de modo que no se aconseja la utilización de este tipo de extinción en lugares abiertos.

Los sistemas más comunes de extinción por espuma de alta expansión son los generadores de espuma de alta expansión.

Contacte con nosotros

Contacto

Contacta
con nosotros